GAITEROS EN EL LÍMITE

PRESENTACIÓN

CARTEL ANUNCIADOR

CARTEL: GAITEROS HOMENAJEADOS Y MÚSICOS PARTICIPANTES

CARTEL

ACTUACIÓN MUSICAL

EXPOSICIÓN EN LA IGLESIA DE COLOMBRES

COLOMBRES 15.08.2016

INTERVENCIÓN DE LA SENADORA DÑA.ROSA DOMINGUEZ DE POSADA

Hace un año, en Peñamellera Alta, con bastante retraso, homenajeamos a uno de los mejores gaiteros autodidactas que han pasado a la historia de la música tradicional asturiana, Pancho Galán, el Gaiteru de Llonín. Fue un acto sencillo que logró remover los sentimientos de todo un pueblo y que convirtió a Pancho en profeta en su propia tierra. Aquel acto fue el germen del que hoy celebramos, este Gaiteros en el límite, que espero y deseo tenga continuidad a través de los años porque tenemos que ser y sentirnos orgullosos de nuestra música y nuestras tradiciones.Como muchos sabrán, mi ascendencia es llanisca pero nací en Madrid. La primera embajadora de Asturias a la que  yo conocí fue a mi madre, una asturiana en Madrid que me hizo  amar profundamente esta tierra y conocer la música de Antoñita Moreno y de  Lilian de Celis ¿Saben ustedes por qué?  ¡Porque eran asturianas! Como buena madrileña, soy una amante de la zarzuela, de la copla y del cuplé, señas de identidad de la música española en el extranjero, junto con el flamenco. Hoy, aquí, en Colombres, queremos rendir un cálido tributo  a una gran mujer. Muchos han admirado su calidad artística, la cantante asturiana de mayor proyección internacional, la cupletista más famosa de la segunda mitad del siglo XX, la aplaudida y querida Lilian de Celis.

Aprovechando que están aquí reunidos unos cuantos alcaldes, me gustaría proponerles, si no lo hacen ya, que establezcan el Reglamento de Honores Municipales para que cada municipio pueda dejar constancia para la Historia de todas esas personas que destacan en las diferentes disciplinas y que merecen el reconocimiento de sus conciudadanos a través de las Instituciones.

Lilian debe ser Hija Predilecta de Parres pero además, me permito desde este enclave único de Colombres, sugerir al Gobierno del Principado  que otorgue  la Medalla de Oro de Asturias a una de sus grandes embajadoras por todos los escenarios del Mundo y que sigue cantando como los ángeles. Lilian no solo es de Parres, Lilian es de todos los asturianos.

Es para mí un gran honor, como representante de los asturianos en el Senado de España, entregar este sencillo ramo de flores pero que lleva consigo el reconocimiento y la gratitud a esta gran mujer, Lilian de Celis, que desde hoy, ¡también es profeta en su tierra!